Créditos de fotografía: Thought Catalog

El hyyge, conocido como la receta danesa para la felicidad, busca el bienestar y la sensación de plenitud. Por eso, hoy quiero compartirte varias ideas para que armes un plan hygge y puedas tener una noche muy especial de la mano de este estilo de vida nórdico. Al final de la nota, encontrarás un plus!

Sí, lo sé! Hay noches en que no tenés ganas de salir ni de cambiarte, de estar sol@ y de quedarte en tu casa relajándote, con ropa cómoda y lejos de la vorágine del afuera o de tu rutina. Bienvenid@! Sin saberlo, estás deseando tener una noche a pleno hygge, la cual te invita a disfrutar de las pequeñas cosas, así que preparate porque va a ser una jornada de mucho relax y desconexión!

Podés tomar todas estas herramientas o las que más te apetezcan. Allá vamos entonces!

Iluminación cálida

plan hyyge

Las velas son uno de los elementos más importante del hygge. Las velas aportan calidez, bienestar y dan sensación de calma. Una iluminación cálida invita a la relajación, a bajar el stress. Colocá velas en diferentes lugares y disfrutá de su efecto relajante! No olvides abrir luego un poco la ventana debido a las partículas que emiten.
Tip extra: podés colocar, además, lucecitas navideñas o foquitos led.

Medias de lana y una manta

Si estás en otoño o invierno, podés aprovechar para colocarte unas medias de lana largas, cómodas y súper abrigadas, junto a esa mantita que te acobijará en tu noche especial. Verás como, seguramente,  te sentirás invadido por una sensación de paz y armonía.

Una rica bebida

plan hyyge

Algun@s prefieren tomar un rico vino, otr@s, prepararse un delicioso té o café. No importa cuál sea! Elegí la que más te guste para disfrutar de tu plan hygge.

Un buen chocolate

No hay nada como saborear un chocolate del bueno, aquel que está hecho con mucho cacao y pocos conservantes. No tiene por qué ser caro, pero sí procurá que sea de buena calidad. Al saborearlo, te sentirás invadid@ por una sensación de felicidad y bienestar.

La peli o serie que tenés en tu lista

Seguramente hay alguna peli o serie que querés ver hace mucho, de modo que este plan hygge nocturno puede ser la ocasión ideal para verlo. Con todas las otras ideas en marcha, podés sentarte a disfrutarla de una vez por todas!

Volvé a tus recuerdos

Plan hygge

Regresar al pasado y reavivar lo vintage es algo muy hygge, de modo que encaja perfectamente en tu plan al estilo nórdico. Elegí varios álbumes de fotos que te traigan lindos recuerdos y que te saquen una sonrisa. Mucho mejor si están revelados, en lugar de digitalizados. Reconectate y reavivá esas vivencias que tanto te marcaron!

Tu playlist favorito

Si no te apetece ver una peli o serie, podés optar por disfrutar de la música que más te gusta. Podés recostarte en tu sillón o alfombra, con tu bebida elegida a tu lado, varios almohadones (o cojines) a tu alrededor y las velas encendidas para disfrutar de esa música que enciente tu alma. Deleitarse con estos placeres cotidianos y tan simples subirán tu vibración energética e incetivarán tu bienestar!

Tu caja de cartas

Otra de las ideas para un plan hygge es rescatar aquellas cartas que recibiste en algún momento. Como dice Meik Wiking, “una carta en papel es más hyggeligt que leerla en una pantalla”. Esta es otra forma de reavivar lo vintage y de reconectarte con vos, con algún amor de la infancia, con anécdotas que has olvidado o con quienes hoy ya no están.
Al leer esas palabras que recibimos en alguna oportunidad, podemos recordar las experiencias y emociones que nos llevaron a ser quienes somos hoy; a fortalecernos y a crecer con cada una de ellas.

Baño de inmersión

Plan hygge

Podés mudar las velas a tu bañera, junto a un vino y tu música elegida para darte un baño reconfortante y sanador. Te recomiendo utilizar sales naturales debido a que brindan muchos beneficios al organismo, tanto a nivel antiestrés como energético. Además, mejoran la circulación, hidratan tu piel, desintoxican y alivian dolores. Podés utilizar, por ejemplo, sales de Epson, del Mar Muerto y del Mediterráneo o Pacífico.

Tu libro del momento

Podés aprovechar esta velada al estilo nórdico para continuar leyendo o terminar ese libro que te tiene atrapad@. ¿Qué mejor que disfrutar de su lectura en silencio o con tu playlist favorito de fondo mientras tomás tu café, té o vino?

No importa qué ideas elijas, lo más importante en un plan hygge es estar alejado de la tecnología y practicar el slow, es decir, buscar la relajación, la armonía y el bienestar. Todo lo que contribuya a dar paz, es bienvenido!

Y, el plus es que quiero compartirte este playlist que me encanta y que considero ideal para una noche o día a puro estilo nórdico.

Espero que lo disfrutes mucho!

Con cariño,
Jezabel

 

Fuentes
“Hygge: la felicidad en las pequeñas cosas”, de Meik Wiking.
nativaminimal.com